La India y el Vegetarianismo



                        Introducción

            La India, cuna de la más antigua civilización, tierra  por excelencia de la mística, donde lo sacro y lo profano apenas se diferencian, es también una de las naciones más grandes del mundo, el segundo país más poblado, posee las montañas más altas de la tierra, las más antiguas formas de escritura,  y también es el país que posee la tradición vegetariana más antigua, extensa y hoy en día todavía vigente del mundo.
            La cultura védica de la India, como su propio nombre indica está basada en los textos sagrados conocidos como los Vedas. En estos escritos se encuentran miles de citas en contra del consumo de carne (en clara referencia también al pescado y los huevos). Aunque el hinduismo actual difiere en ciertos aspectos del concepto védico original, ambos recomiendan que el ser humano civilizado sólo deba de alimentarse de productos vegetales. Los hindúes en la antigüedad se referían a los invasores griegos como los Yavanas, y a los musulmanes como Mlechas, ambas palabras sánscritas significan “comedores de carne” un sinónimo de bárbaros.
            Además de los cuatro Vedas (Rig, Yayur, Atharva y Sama) citas muy importantes sobre la dieta vegetariana se encuentran en Manu-samhita (código civil de los tiempos védicos), Srimad Bhagavatam, el Ramayana y en la Bhagavad-gita (la Biblia de la India). Donde Sri Krishna (Dios) recita un versículo donde pide que sólo se le ofrezcan alimentos vegetales:

            “Si alguien Me ofrece con amor y devoción una hoja, una flor, una fruta o agua.    Yo la aceptaré”
           
            (Bhagavad-gita 9-26)

            Dentro de la cultura védica surgió otra corriente en la cual se permitían los sacrificios animales, pero únicamente bajo circunstancias muy especiales. El propio Buda condenó los sacrificios animales como parte  de su reforma del hinduismo. Otro reformador y contemporáneo de Buda, fue Mahavir el cual fundó el Jainismo que también propugna el vegetarianismo como parte esencial de la ahimsa o no violencia. Afortunadamente con el paso del tiempo, estos sacrificios fueron quedando en el olvido y se reconoció por parte de los brahmanas que era un obstáculo el sacrificar animales como método de adoración. Desgraciadamente ha sobrevivido hasta nuestros días un tipo de sacrificio, el de la cabra a la diosa Kali. Este ritual también tiene sus restricciones, el sacrificio del animal sólo se puede hacer una vez al mes (el día de luna nueva) y recitando un mantra (oración) en el oído del animal. El mantra traducido del sánscrito es: “Tal como yo te voy a comer ahora, tú me comerás en el futuro” en clara referencia a la ley del karma (cada acción tiene una reacción).
            A pesar del conocimiento popular de los efectos negativos del consumo de carne a todos los niveles (salud, espiritual y económico) la dieta no vegetariana comenzó a extenderse durante las dos invasiones más poderosas y duraderas de la India, la musulmana y la británica. Algunos hindúes a mediados del siglo diecinueve comenzaron a imitar al “Sabih ingles” comiendo carne como símbolo de modernidad y elitismo.

            Protección a la Vaca

            Aunque todas las criaturas son respetadas, la  vaca ocupa un lugar especial en la tradición religiosa de la India. El estatus de sagrada que se le otorga a la vaca, está basado en los textos védicos, por que también es el animal más querido por Krishna, a la vaca se le considera nuestra segunda madre, pues después de que tomamos leche del pecho de nuestra madre, continuamos tomando leche de la vaca. Además de la leche se obtienen productos tan nutritivos como el yogur, queso y el gui (mantequilla clarificada utilizada para cocinar y en las ceremonias religiosas) El excremento de vaca se utiliza como fertilizante, como combustible (cuando se arroja al fuego produce gas metano) y como desinfectante. A pesar de esta veneración por la vaca, el hinduismo propugna un respeto para todas las entidades vivientes. Existe un oscuro pasaje o versículo donde se dice “si una persona está muy apegada a comer carne, y no puede terminar de saciar su sed de sangre, debe de comer carne de un animal inferior (cabra, pollo o cerdo) pero nunca de una vaca” Esto ha sido aprovechado de forma mal intencionada por ciertos hindúes que fomentan el consumo de carne y que dicen que sólo hay que abstenerse de la de la vaca. Hace un par de meses apareció en los periódicos la noticia de que sólo en el estado de Bengala se matan 20.000 vacas diarias con destino al mercado del fronterizo país de Bangladesh. En la India, sólo dos estados permiten la matanza de vacas, Bengala y Kerala ambos estados bajo gobierno comunista. En los demás estados está prohibido por decreto ley, pero esta ley es a veces  incumplida, debido a la corrupción de algunos funcionarios de los organismos encargados de hacer cumplir la normativa.
Lo cierto es que el hinduismo a través de sus textos sagrados y los mensajes de los diferentes maestros espirituales predica el abstenerse de comer “alimentos impuros y obtenidos con violencia”: todo tipo de carne, huevos y pescado, y recomienda una dieta sana basada en los productos vegetales y de origen animal no obtenidos por métodos violentos como la leche y la miel.

            El Vegetarianismo, hoy en la India
           
Mientras que en Occidente, todavía a los vegetarianos nos consideran “los raros” en la India, el ser vegetariano es “lo normal” y el comer carne es “lo raro”. Los restaurantes se clasifican como: Vegetarianos y No-Vegetarianos. Hay tres tipos de restaurantes en la India: el Vegetariano Puro (donde no se cocinan ni sirven ni carne, ni huevos, ni pescado) el Vegetariano Brahmana (donde no se cocina ni sirve todo lo anteriormente mencionado, y también se abstienen de servir o cocinar con ajo, cebolla y champiñones) y luego están los No-Vegetarianos (donde además de la carne, siempre habrá una excelente oferta de platos vegetarianos) Los vegetarianos casi siempre trataran de comer en los dos tipos de restaurantes vegetarianos, y sólo acudirán al No-Vegetariano si no hay otra opción o se trata de una función social a la que deben de asistir.
            En mis dos últimos viajes a la India (a comienzos y luego a mediados de 2003) he podido observar que los alimentos envasados llevan un círculo de color verde en la etiqueta que indica apto para vegetarianos. Que en las pastelerías también indican en las bandejas de los pasteles si contienen o no huevo. A pesar de que hay un sector de la sociedad que cree que por comer carne son más modernos u occidentales, hay otra gran mayoría que prefiere seguir siendo vegetariano.
            Desgraciadamente se está haciendo una propaganda negativa hacia el vegetarianismo, por parte de los halcones de las multinacionales de Mc Donald y KFC.
Por ejemplo Mc Donald incluye menús vegetarianos para atraer al no-carnívoro, y dice no servir vaca y cerdo a su clientela de hindúes y musulmanes. Es típico ver a familias de media clase visitar el establecimiento de la mencionada multinacional con caras de satisfacción al creer que es algo elitista el comer allí. En una de mis muchas discusiones con hindúes, comenté que al comer en Mc Donald aunque fuera un menú vegetariano se estaba financiando la matanza de animales en muchos lugares del mundo, y la verdad es que muchos no habían pensado en esto.
            Ciertas personalidades del mundo de las artes, política etc. están promocionando el vegetarianismo. El mundialmente famoso músico Ravi Shankar y su hija Anushka han colaborado con PETA en un anuncio televisivo, así como la mega estrella del cine indio Amitabh Bachchan quien es embajador de honor de PETA.
            A pesar de la influencia negativa contra el ser vegetariano, el 80 por ciento de los hindúes (900 millones de personas) son vegetarianos (algunos comen huevos) y otros son al menos una o dos veces vegetarianos por semana. Para el vegetariano de cualquier país, el comer en la India será todo un placer por su variedad de platos autóctonos y la adaptación de otros tipos de cocina a la dieta vegetariana. El restaurante Mathura de Chennai (antigua Madrás), es uno de los mejores y más variados de la India y quizás del mundo. En su menú tienen 175 platos diferentes totalmente vegetarianos de las tradiciones culinarias hindú, china e italiana, mención aparte son los  más de 50 diferentes tipos de dulces y postres. También me gustaría comentar que los restaurantes que muchas veces nos encontramos en España y dicen Restaurante “Hindú” y sirven carne, no son hindúes sino de pakistaníes (que si comen carne), la cocina hindú (estrictamente vegetariana) y la  india (que tiene influencias musulmanas y cristianas) son diferentes, no se confundan.
            Me gustaría terminar este artículo con un versículo de uno de los textos más antiguos de la humanidad (aproximadamente 5.000 años de antigüedad) el Yayur Veda, 12.32.:
            “No debes de usar el cuerpo que te ha dado Dios para matar a las criaturas de Dios, ya sean estas humanas, animales o de cualquier otra especie.” 

1 comentario: