Entrevista


Entrevista al maestro de yoga Juan Carlos Ramchandani (Publicada en el Faro de Ceuta)



Introducción

Del yoga se habla mucho, pero a veces lo que leemos o lo que escuchamos no refleja la verdadera realidad de esta practica milenaria. Para mejorar nuestro conocimiento sobre lo que es y no es yoga, hemos visitado el Centro Dharma Yoga de nuestra ciudad y hemos entrevistado a su director y profesor Juan Carlos Ramchandani. Quien no solo nos ha recibido amablemente sino que nos ha permitido presenciar una clase completa. El Centro Dharma Yoga ha aparecido recientemente en la revista especializada Yoga Journal como uno de los mejores centros de nuestro país. Ramchandani es Yoga-acharya (maestro de yoga) titulado por la Federación Internacional de Yoga Clásico y autor de nueve obras sobre yoga e hinduismo. Ha recibido su formación en la India, Estados Unidos y España.

¿Qué es el yoga?

“El yoga es una filosofía y una forma de vida con más de cinco mil años de antigüedad, que tiene su origen en la India. No se puede encasillar al yoga ni como deporte ni como disciplina física, en el yoga no existe competición alguna. La palabra yoga significa “unir” y se refiere a unir y equilibrar el cuerpo físico con la mente y ambos con el alma espiritual, llegando a esta etapa se alcanza un estado de dicha que nos proporciona salud física, emocional y espiritual.”

¿Se dice que para practicar yoga hay que tener una gran flexibilidad?

Ese es uno de los mitos sobre la práctica de yoga, a veces la gente cuando escucha la palabra yoga se cree que hay que hacer posturas acrobáticas. La flexibilidad verdadera que persigue el yoga es la mental, tener una mente flexible para adaptarse a las diferentes situaciones de la vida. La flexibilidad física aparecerá por si sola con la practica de las asanas (posturas), es algo secundario. El aspecto físico del yoga es solo el tercer peldaño en una escalera de ocho. Todo el mundo puede practicar yoga, la práctica se adapta a jóvenes, personas mayores, embarazadas, determinadas enfermedades etc.

¿Qué tipo de personas se acercan para asistir a las clases de yoga?

 A nuestro Centro asisten mujeres y hombres desde  abogados,  profesores, militares, personal de  sanidad, estudiantes,  amas de casa etc.  Tenemos una gran variedad en cuanto a ocupaciones y edades. En los ocho años que lleva establecido el centro han pasado por aquí más de cuatrocientas personas. El yoga atrae a personas con inquietudes muy diferentes, hay personas que vienen con problemas físicos, otros con ansiedad y estrés; y otros buscan una espiritualidad que les alimente el alma. No debemos de olvidar el yoga como herramienta para prevenir o aliviar la adicción a las drogas, programa que llevamos haciendo desde hace cuatro años en la Prisión de los Rosales. El yoga aporta soluciones para los tres problemas: el físico, mental y espiritual. Lo importante es constancia y seriedad en la práctica, yo como profesor les doy las herramientas, pero es el alumno finalmente el que tiene que realizar el trabajo.

¿Es el yoga una religión?

Aunque el Yoga tiene sus orígenes en la tradición Védica de la India, y forma parte importante de la espiritualidad hindú, el yoga no es una religión. Gente de todas las creencias practica  yoga. El yoga utiliza términos, mantras y enseñanzas hindúes pero es universal y no condiciona al practicante a modificar su fe.

 Para practicar yoga no hay que ser hindú ni haber nacido en la India. En los Estados Unidos por ejemplo en porcentaje se practica muchísimo más yoga que en la propia India. Puedo presumir que tengo alumnos y alumnas de diferentes creencias y otros que no se afilian con ninguna de las religiones. El yoga sigue unos principios básicos que pueden ser practicados por cualquier persona sin tener que cambiar su fe. Es más el yoga ayuda a que la persona sea más espiritual, algo que va más allá de las religiones. Y luego hay casos de alumnos que dicen haber profundizado y entendido mejor su propia religión desde que están practicando yoga.



¿Cuánto tiempo se tarda en aprender Yoga?

El yoga es un proceso continuo, no tiene fin. Para el practicante avanzado es un trabajo para toda la vida donde existe un continuo aprendizaje. Yo les pido a los alumnos que aunque no vengan más por la escuela, sigan practicando en casa, no lo dejen nunca. No se puede pensar de que voy a asistir a clase durante tres meses y ya lo he aprendido todo, el yoga es un proceso no un producto que se vende. A nivel personal llevo practicando yoga desde hace veinticinco años, y no hay día en el que no aprenda algo nuevo y siempre me considero ante todo un practicante más que un maestro.

 ¿Qué diferencia hay entre yoga y relajación?

La relajación forma parte integral del yoga, al igual que la meditación, la concentración, las posturas. No entiendo que se quieran diferenciar o enseñar por separado. El yoga es una serie de técnicas que da comienzo con preceptos y comportamientos éticos de la persona que practica yoga, luego las posturas, después los ejercicios respiratorios, la interiorización, la concentración, la meditación y finalmente la autorrealización. Tratar de separar estos pilares no es yoga. Desgraciadamente en occidente se hace más énfasis en la práctica de posturas y se descuida la respiración, la meditación y sobre todo se le quiere quitar la espiritualidad, lo cual considero una ofensa a esta milenaria tradición. Si algo nos falta en este mundo es espiritualidad y paz interna.

¿Se puede practicar yoga en cualquier sitio?

Por lo general, la experiencia es que la persona necesita  ir a un lugar específico para practicar yoga, son muy pocos los que practican de forma regular en sus casas. Personalmente yo recomiendo a mis alumnos que además de las clases que reciben en el Centro, también practiquen en sus casas el tiempo que les sea posible. Lo importante es que en el lugar se respire paz, armonía, se sientan  buenas vibraciones y que este inmaculadamente limpio y libre de objetos que dificulten la práctica.
También es recomendable practicar de vez en cuando en la Naturaleza, ocasionalmente organizamos clases en el campo y en la playa, y los alumnos aprecian mucho el estar en contacto con la naturaleza y sentir los beneficios del yoga en otro ambiente. También organizamos una vez al año, una macro clase que llamamos Yogathon y que ya hemos tenido tres ediciones. Con el Yogathon acercamos el yoga a los amigos y familiares de los alumnos, para que experimenten la práctica del yoga en un ambiente festivo.


¿Cuál es la aptitud idónea para practicar yoga?

Como te comentaba al principio el yoga no es un deporte, no hay competición, nadie viene a lucirse. El yoga es una cura para el ego, para el orgullo falso. En el momento que la persona se descalza para entrar en la sala de yoga, en sus zapatos tiene que dejar su ego, su orgullo y sus problemas. La persona tiene que tener una humildad y deseo de ser asesorado y corregido. Si la persona viene bloqueada mentalmente o con aires de superioridad ya sea intelectual, social o de cualquier tipo, el yoga no funcionara con esta persona.

¿Quién puede enseñar yoga?

El enseñar yoga tiene que ser algo vocacional, la persona que enseña yoga antes que nada tiene que vivir el yoga. Enseñar yoga no solo durante la clase, es una forma de vida, ha de seguir una dieta específica (lacto-vegetariana), abstenerse de tomar intoxicantes como tabaco, alcohol y drogas,  practicar los valores morales asociados al yoga, estudiar los textos sobre yoga y no me refiero a los comerciales sino a los originales de los grandes maestros. El profesor de yoga necesita una continua formación a lo largo de su vida, nunca se puede decir que ya lo sabe todo sobre yoga. Necesita de un maestro/a autorrealizado que le guié en su continuó aprendizaje. Un buen profesor/a de yoga necesita un mínimo de cuatro años de formación, conocimientos de anatomía, medicina natural (Ayurveda), sánscrito, estudios de filosofía védica. No es simplemente, aprender a realizar las posturas y cuanto más difíciles mejor profesor se es. En ese aspecto si hay mucho intrusismo hay lugares  que en un fin de semana y por 300 euros sales con el titulo debajo del brazo y ya eres profesor/a de yoga. No olvidemos que la práctica es la que hace al maestro.

¿En que consisten las clases de yoga en tu Centro?

La clase dura  noventa minutos y esta estructurada de la siguiente forma: de una sesión de asanas, es decir posturas, ejercicios respiratorios, meditación en silencio y con mantras y relajación. También alternamos días con prácticas de concentración, interiorización etc. Por supuesto también tratamos el aspecto filosófico del yoga. El yoga nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y lo más importante a aceptarnos tal y como somos dejando espacio para la mejora gradual del individuo a todos los niveles físico, mental y espiritual. Las clases son para grupos reducidos prestando atención personalizada, me interesa mucho más la calidad que la cantidad. También realizamos actividades relacionadas con la cultura del Yoga, estamos constituidos como asociación cultural, así que también promocionamos eventos l como conferencias, presentaciones de libros, los festivales de Diwali etc.

¿Qué mensaje les darías a nuestros lectores?

Que el yoga no son ni posturas acrobáticas ni estar todo el tiempo sentado y con los ojos cerrados. Que el yoga nos puede aportar bienestar físico, mental y espiritual. El yoga cada vez es más aceptado por la medicina occidental y se han comprobado científicamente sus propiedades terapéuticas. El yoga no es que sea una panacea para todo, pero les garantizo que les cambiara la vida para mejor. Lo importante es tener el deseo y la fe en el proceso, aptitud humilde y disciplina, con esos ingredientes y mucha práctica se alcanzara el equilibrio que el yoga viene dando desde hace miles de años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada